sábado, octubre 17

En un principio era la chiri

por y dedicado a:
Chirinola que cree en Jùpiter, Shiva, Yahve, Quetzàlcoatl, el kami del viento....y a veces en ella misma.




Ella...La clavija de mis días. No es cuestión de mirarse en el espejo y seguir viéndola todas las mañanas...
Se ha ido, se ha ido acaso para siempre, llevándose lo que me pertenecía, por vicio propio, por tormento adquirido. Inmensamente original, corrupta y soberana. En una desbandada que parte de los cielos de Yo mismo. Invariablemente habrá más amaneceres, con soles humedecidos de toronja.

La palabra vida se asfixia por la rutina establecida desde hacía tantos años. Vida sigue siendo algo vegetal y exhuberante, como selva impenetrable.

Y sigo caminando por tanta acera centelleante, mirando añiles conejitos retozar por las veredas de concreto. Y quiero felicitar a aquel sujeto que me pide una limosna porque esta tan ciego, o a la amable señorita que me da la prueba de un perfume que nunca compraré. ¡Bienaventurados sean! Gente de la calle, suyo será el reino de los suelos.

Mío es todo, porque lo miré, lo acaricié, lo comprobé. Tenía tantas dudas de que fuera cierto. Verdad es el semáforo, verdad los árboles, verdad yo.

Te reconozco mundo, porque me reencuentro hoy. Y la tristeza es compatible con la Gracia de nombrarme, de situarme por fin en esta calle, en esta avenida, y sentirme por un segundo algo más que el fantasma de una existencia plañidera.

Gracioso es comprobarme por medio de los otros, salir y evidenciar que tantos organismos son productos de algo más allá de mi creación. De mi fantasía surgen formas mas sublimes, no como este camión amarillo, no como este tipo melifluo que camina tan lánguido y apoyado en un bastón.

Ni tantos psiquiatras, ni tratados filosóficos para demostrarme que hay Dioses verdaderamente mediocres y escasos de imaginación.

En cambio, Nosotros andamos por avenidas circunflejas, nuestras formas son de trapecio y los colores, por supuesto, mas apetecibles y de tonos llamativos. Examino cada imagen que se presenta y me posesiono de ella, puedo transformarla, reivindicarla;

Tomo el polvo del camino, lo soplo, lo convierto en estrella.

Para reinventar al hombre tuve que hacerlo no de fango; Tan sucio, tan desagradable a la vista.

Yo creo otro tipo de entes, sempiternos, impenetrables. Tal es mi tipo de obra, imperecedera, misteriosa. Que ni los mas avanzados desarrollos tecnológicos puedan descifrar.

Es por ello que desde el principio de los tiempos, tome la obra imperfecta de ese Otro, primero me conformé con gatos, mas adelante no me satisfizo. Tenía que tomar su obra más “sublime” y transformarla en lo que Yo sólo podía lograr.

Primero fue el hombre, luego la mujer. Los volvería uno, los haría gloriosos . Eran pasta de mi fantasía, tomé sus entrañas, su cabello, su sangre, los vacíe de tantos dispositivos superfluos, les añadí colores que inventé especialmente para ellos, música jamás tan armónica salió de sus recientes ojos -con los que besaron el mundo por mí concebido-. Ocho días me tomé para crearlos, descansé el noveno. El décimo ya los amaba, eran totalmente míos. Nada que ver con el producto original y defectuoso con el que fueron arrojados por primera vez a un mundo gris.

Me lo agradecían, halagaban a su nuevo Dios, El que se quemaba por ellos, el que no les abandonaría a su libre albedrío. Fueron los primeros, razonablemente fabriqué más.

Ellos no lo entendieron, no comprendí nunca porque se horrorizaron al contemplar el estado final de mi obra. Loco, psicópata, asesino, me llamaron, jamás por mi verdadero Nombre. Me encerraron, me sedaron, trataron de embrutecerme, de despojarme de mi esencia Divina, les hice creer que no me daba cuenta, fingí ser complaciente con sus discursos, gracias a ello me fue permitido deambular por los jardines.

¡Ha! Pero Dios es omnisciente y Yo no olvidaba mi condición celeste. A pesar de todo hoy me levanté y mire mi reflejo ,me horroricé, ella no estaba.-Ella, mi capacidad creadora, la distinción de firmamentos que traigo en la cara , grité, me revolqué, lloré como cachorro de loba, más nadie pareció darse cuenta, idiotas creaciones de un dios inferior.

Por eso me escapé, por eso, tengo que encontrarla, entre tantos cuerpos y paisajes desabridos e iguales, y cuando la halle de nuevo lo corregiré todo otra vez, comenzando por los seres aberrantes, que hablan, copulan y andan con dos pies, son los que me inspiran más lástima, por ser la creación mas desastrosa de un Dios banal.

Y cuando termine con ellos.
“Andarán sobre cielos dorados, y florecerán agraciados y no tendrán fin”.

5 comentarios:

aeromusa dijo...

Salve Dios nuevo humano tangible y celeste...

clap clap clap
de pie y casi creyente
abrezos
a*

Anónimo dijo...

sublingual viagra guaranteed cheapest viagra legal viagra buying viagra online viagra overnight recreational viagra use negative effects of viagra viagra effects on women viagra samples viagra cheap cheap viagra nz pfizer viagra low cost viagra viagra suppliers

Chalam dijo...

me gusto toda tu forma espacial.saludos desde mi nave.

Anónimo dijo...

Mi queridisima Chiri:
No encuentro las palabras necesarias para decirte cuanto me gusto este texto, con la piel de gallina solo atino a decir:

BRAVO!

la rata

Francisco Palacios dijo...

La iconoclasta Chiri, tiempo tenía que no me paseaba por acá y ha sido un placer volver. Saludos